CONECTAR LOS PUNTOS

Escrito por Palabras-sin-letras 02-02-2018 en Reflexiones. Comentarios (0)

Se dice que mirar hacia atrás es algo malo, supongo que es por la noción de ver la falta de resultados en lo transcurrido de nuestras vidas, el posible asentamiento en el conformismo que quita el “hambre”, o cualquier otro motivo que desconozco. Lo cierto es que mirar hacia atrás es lo que nos permite divisar el sentido de nuestras vidas, por ejemplo, el hecho de que a alguien lo despidan de su trabajo, pero tiempo más tarde esta misma persona sea quien tome ese tipo de decisiones en una empresa propia por lo que si a esta persona no la hubieran despedido de su empleo inicialmente podría seguir trabajando allí con un sueldo más alto, pero sin la libertad de tomar decisiones.

Por otro lado, cuando se nos dice que miremos hacia adelante dependiendo del tipo de persona nos podemos encontrar con un abrumador y blanco lienzo de posibilidades, o con una obra ya elaborada, pero por más difícil que resulte comprenderlo, es mejor hallar un lienzo en blanco en el cual podremos esbozar lo que queramos de acuerdo a nuestra propia realidad, mientras que una obra elaborada puede ser producto de alguien ajeno al lienzo o de una mente cerrada, de esas en las que da claustrofobia entrar.

No hay ninguna mala situación en el mundo, sino malas interpretaciones de la realidad. Quienes tienen miedo de mirar atrás no se dan cuenta de todos los pasos que han dado, quienes tienen miedo a dar el siguiente paso, no logran vislumbrar la cercanía de su objetivo y quienes prefieren pintar su lienzo sin hacer un esquema de lo que quieren corren el riesgo de vivir miserables el resto de sus vidas.

Inspirado en el impresionante discurso dado por Steve Jobs para la universidad de Stanford en el año 2005